Dentro de un par semanas Diacode cumplirá tres años. Parece que fue ayer cuando empezamos a trabajar en una pequeña habitación de mi antiguo piso en La Latina. Desde entonces Diacode ha pasado por diferentes etapas y no hemos dejado de aprender en cada una de ellas. Algunas de las cosas que han ido cambiando durante estos tres años han sido las siguientes:*Empezamos trabajando con PHP, pasamos a Python / Django y desde hace dos años y medio ya sólo trabajamos con Ruby on Rails. Además hemos adoptado TDD / BDD como metodología de desarrollo.

*Durante un año tuvimos una oficina, donde jugábamos al Ping Pong a diario, pero después decidimos apostar por el trabajo remoto.

*A día de hoy casi todos nuestros clientes son de fuera de España. Tuvimos que viajar a Silicon Valley para poder dar este salto.

En este tiempo, Gudog, uno de los proyectos desarrollados por Diacode, ha sido ganador de Wayra y finalista de Yuzz. En cuanto al equipo que formamos Diacode actualmente:  José dejó la empresa, Victor (en Jerez) ha pasado a ser CTO y  *hemos incorporado a un nuevo desarrollador:  Ricardo** .

Buscar un desarrollador  Ruby on Rails que sea capaz de atacar tanto el back como el front no es tarea fácil así que creo que sin duda hemos tenido mucha suerte dando con Ricardo. Como se puede ver en su blog, Ricardo es un amante del surf que vive recluido en una pequeño pueblo de Asturias.

Para cuando cada mañana el resto del equipo aterrizamos en  HipChat, Ricardo ya ha surfeado treinta olas, ha vuelto a casa, ha desayunado y ha hecho varios deploys a producción. Esta sin duda es una de las razones por la que hemos decidido apostar por el trabajo remoto y flexible : permitir que cada uno disfrute del resto de sus pasiones sin que el trabajo se lo impida.

El trabajo remoto presenta numerosas ventajas, no obstante no queremos olvidarnos de lo importante que es verse las caras sin pantallas de por medio de vez en cuando. Por ello hace dos semanas tanto Ricardo como Victor vinieron a Madrid y estuvimos trabajando en las oficinas de Gudog (en Wayra) donde, además de programar, aprovechamos para desempolvar nuestros skills en la mesa de Ping Pong.

Equipo Diacode

En definitiva, las ideas con las que fundamos Diacode siguen más vigentes que nunca: que nuestra pasión sea nuestro trabajo (y viceversa), y  seguir aprendiendo día a día. Confíamos en seguir cumpliendo muchos años más mientras que ayudamos a nuestros clientes a convertir sus ideas en realidades en forma de software.

Gracias a todos los que nos habéis acompañado durante este camino, esperamos que sigáis con nosotros.